Aprende como alimentarte para reducir el colesterol - Esto es genial!!

Aprende como alimentarte para reducir el colesterol

6164
Introducción:

La relación de entre las diferentes grasas consumidas a lo largo del día, es el factor más determinante de la dieta en nuestros niveles de colesterol sanguíneos. A diferencia de lo que mucha gente cree, un aumento del colesterol sanguíneo no viene originado por un aumento del colesterol de la dieta, sino que es originado por un aumento de la ingesta grasas no saludables. En este artículo vamos a analizar los diferentes tipos de grasas que podemos aportar a través de la dieta y su efecto sobre el colesterol sanguíneo. A modo de resumen, antes de empezar con el tema en cuestión, recordar que el colesterol en sangre se encuentra formando lipoproteínas y que éstas, en su gran mayoría, son LDL (Low Density Lipoprotein), consideradas popularmente como colesterol malo o HDL (High Density Lipoprotein), considerado colesterol bueno. Hay una relación adecuada entre ambos tipos de colesterol, siendo un problema para nuestra salud cuando nuestros niveles de HDL son bajos o cuando los niveles de LDL son excesivamente altos. Además, ambos casos van normalmente de la mano, es decir, altos niveles de LDL comúnmente se traducen a bajos niveles de HDL y el problema es mucho mayor.

Resultado de imagen de reducir el colesterol

Tipos de grasa e impacto sobre el colesterol:

Se pueden diferenciar dos grandes grupos de ácidos grasos en función de su estructura molecular: – Ácidos grasos saturados: Su estructura molecular no contiene enlaces dobles por lo que es una molécula lineal. En la dieta los podemos encontrar en alimentos de origen animal como la carne y derivados. También está presente en algunos aceites vegetales como el aceite de coco o el aceite de palma. Los estudios han demostrado que el consumo de estas grasas aumenta los niveles de LDL (colesterol malo) sin tener efectos significativos sobre el HDL (colesterol bueno) por lo que su impacto sobre el colesterol sanguíneo es negativo para nuestra salud. – Ácidos grasos insaturados: Son los que contiene uno o más enlaces dobles en su estructura. De estos, podemos encontrar 2 grupos. Por un lado, tenemos las grasas monoinsaturadas, con un único enlace doble, presentes por ejemplo en el aceite de oliva o en el aguacate. Su impacto sobre el colesterol sanguinario es positivo para la salud, ya que aumenta levemente los niveles de HDL y disminuye las LDL. Por otro lado, dentro de las grasas insaturadas tenemos las grasas poliinsaturadas, con más de un enlace doble. Éstas se encuentran principalmente en los frutos secos o en los aceites de pescados y también tienen un efecto positivo sobre el colesterol sanguíneo, pero en menor medida, ya que disminuyen los niveles de colesterol LDL pero no tienen impacto sobre los niveles de HDL. Por último, hay un tercer grupo de ácidos grasos, conocidos popularmente como grasas trans que se originan en los alimentos procesados industrialmente cuando se someten a altas temperaturas. Estos tienen un efecto muy negativo sobre los niveles de colesterol en sangre ya que aumentan mucho los niveles de LDL y lo que es aún peor, disminuyen los niveles de HDL. Hay que mencionar que en los alimentos no solo encontramos un tipo de ácido graso, sino una combinación de ellos. Por ejemplo, el aceite de oliva contiene un 76% de ácidos monoinsaturados, un 12% saturados y un 8% poliinsaturados.

Resumen:

Conclusiones:

Para disminuir nuestros niveles de colesterol en sangre, lo más efectivo a través de la dieta, sería disminuir la ingesta de grasas saturadas, eliminar todas las grasas trans y aumentar el consumo de grasas monoinsaturadas. Además, un consumo de azúcares excesivo tendría un efecto parecido al de las grasas saturadas ya que aumentan el colesterol malo.

· ·


Artículos relacionados & Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *